La FFCV anunció la realización de electrocardiogramas obligatorios en las revisiones médicas de la presente temporada. Para aquellos jugadores con la revisión médica en vigor de la temporada anterior, que quieran realizarse ahora la prueba de manera voluntaria también han establecido un precio de 20 euros.

Tras 32 años con Vicente Muñoz en el cargo, y casi los últimos cuatro con su delfín de secretario general, la FFCV se conformó con revisiones médicas de unos dos minutos. Jamás se les ocurrió incluir los electros hasta ahora, en pleno proceso electoral.

El electrocardiograma de base evalúa el corazón en reposo, no durante la práctica deportiva – Sociedad Española de Cardiología

Electrocardiograma de base vs. tests reales

Más allá del electoralismo de la medida, ésta tiene un importante déficit en lo que se supone que es su cometido: prevenir la muerte súbita o detectar las cardiopatías de nuestr@s deportistas. ¿Por qué?

Lo primero, se propone hacer el electrocardiograma cada dos años, lo cual supone un riesgo tratándose de deportistas cuyos cuerpos están en formación y dichos problemas pueden aparecer en cualquier momento. Por lo tanto, una dilatación temporal tan grande es todo un riesgo de cara a llegar a tiempo a la detección de una anomalía.

Lo segundo -y más importante- es que se realizará un electrocardiograma de base, que evalúa nuestro corazón en reposo y en una situación y entorno controlados, pero que no da respuesta a cómo funciona el sistema cardiaco durante la práctica deportiva y de los problemas aparejados a ella.

NUUBO, una empresa valenciana de primer nivel mundial

La candidatura de David Albelda, en cambio, propone un novedoso sistema de la empresa valenciana NUUBO, puntera a nivel mundial en el sector, de hecho ponen su vanguardista tecnología al servicio del Villarreal C.F., el Levante UD, el CD Alavés, el RCD Español o la Federación Mexicana de Fútbol, entre otros.

Tomás Pina, jugador del Alavés portando la tecnología de NUUBO – 29/08/18

Con esta tecnología, integrada en chalecos compatibles con el sudor, sus muestras permiten recoger el comportamiento del corazón durante una situación de esfuerzo real, de trabajo en campo, que permite así localizar cardiopatías.

Con ello, se podrán realizar las pruebas al aire libre, para medir y estudiar todas las variables que pueden afectar al/la deportista mientras practica su deporte: calor, frío o humedad y así poder garantizar la total seguridad de los/as jugadores/as.

Uno de los casos más sonados de problema cardiaco en un campo de fútbol lo sufrió hace un año el futbolista del Ajax, Abdelhak Nouri. El joven jugador sufría una serie de arritmias que las pruebas de esfuerzo y los electrocardiogramas de base no lograron detectar y que, mediante este sistema, sí se hubiese conseguido. El joven centrocampista ha pasado más de un año en coma y no podrá volver a pisar un terreno de juego.

Nouri sufrió una serie de arritmias que desenvocaron en su trágico desvanecimiento – Mundo Deportivo

Con la tecnología de NUUBO, en la escuela del Villarreal se han detectado 39 anomalías a 300 chicos, que con el electrocardiograma que propone ahora la FFCV difícilmente se hubieran manifestado.

Gomar conocía NUUBO, pero…

Tal es la fiabilidad de su método de trabajo que el Consejo Superior de Deportes se ha interesado en su tecnología. En cambio, el candidato continuista, conocedor del proyecto de NUUBO, nunca mostró interés en aplicar sus vanguardistas técnicas a las revisiones médicas de la FFCV para tratar de prevenir desgracias que podrían evitarse.

El autoritario respaldo del Doctor Brugada

Además del aval que supone que entidades deportivas del prestigio de las anteriormente mencionadas trabajen con NUUBO, el respaldo de mayor autoridad viene de la mano del Doctor Josep Brugada. Hablamos de uno de los mejores cardiólogos del mundo, que cuenta en su currículum con el descubrimiento -junto a su hermano- de una cardiopatía que ahora lleva su nombre: ‘Síndrome de Brugada’ y que actualmente ejerce como profesor, articulista o asesor científico.

En el artículo -con su firma- al que nos remitimos, el Dr. Brugada afirma: “Las pruebas de electrocardiograma que actualmente se realizan en escenarios de reposo podrían no estar mostrando algunos problemas cardiacos existentes”. Al hilo de esto dice que aunque complementar los electrocardiogramas con las pruebas de esfuerzo pueda “ayudar a establecer un diagnóstico de salud deportiva” pero que tenemos que tener en cuenta que este método no simula el escenario real del jugador ni suele llevarle a sus umbrales máximos de esfuerzo”.

En contraposición a ello, avala el sistema de NUUBO, pues “puede ayudar a medir no sólo cómo se comporta el corazón de un deportista en un escenario real, sino cómo va progresivamente adaptándose al esfuerzo que el jugador va realizando durante la temporada deportiva”.

En sus conclusiones afirma que esta tecnología ayuda a la obtención de “una señal electrocardiográfica que posibilita conocer el corazón de los jugadores en esos escenarios de competitividad a los que diariamente están sometidos”.

En definitiva, con las revisiones médicas que incluyan los electrocardiogramas que ahora propone la FFCV, no se avanza mucho en la detección de cardiopatías que ponen en riesgo la vida de nuestr@s deportistas. Lo dice el Doctor Brugada, no David Albelda.

El Alavés utiliza la tecnología NUUBO para sus tests
El RCD Español, otro de los clubes que utiliza su tecnología

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here